Una boda es la celebración por excelencia. Aquello que siempre soñamos vivir, con un significado especial para nuestras vidas y para los que nos rodean. Estamos meses preparándolas, dispuestos a aprovechar hasta el último minuto de nuestro día para no dejar ningún detalle a la intemperie….. o no. Tanto si eres de planificar como si no, hay algo que no puede fallar. La decoración y los regalitos para los invitados. Aquí os dejamos algunas ideas sobre ello.

Las velas como elemento decorativo.

Una gran cualidad de las velas como elemento ornamental es su versatilidad, se pueden utilizar  como ambientador, rodeadas de elementos florales, como centros de mesa, en baños y cocinas para deshacernos de malos olores, son perfectas para alumbrar los momentos más románticos…

Va llegando el calor y con él la temporada de bodas, por eso hemos pensado en compartir unos cuantos usos de las velas para estas celebraciones.

Por supuesto que en cualquier iglesia siempre podemos encontrar velas, ya sean las usadas por el sacerdote o las que los novios han instalado en el camino al altar para alumbrar el camino. Todas estas tienen un aire más sobrio, más elegante y serio.

Si por el contrario,  la boda es al aire libre este efecto de camino mágico al altar es aún más espléndido y por la noche dejará para los novios y sus invitados un paisaje de ensueño.

En el banquete que mejor forma de dar la bienvenida a los invitados que con unos centros de mesa conformados con flores y velas, aparte de lo visual, el aroma es increíble.

En este caso los aromas suaves serían los elegidos. Siempre respetando la visibilidad de un lado de la mesa al otro, ¡no queremos que nadie se pierda nada!

En esas bodas en las que estamos en pleno verano y al aire libre, los odiosos mosquitos y moscas no hacen más que molestar. En este caso nuestra propuesta es la citronela. Ya te decimos que este aroma es el idóneo para mantenerlos al margen y disfrutar de una maravillosa velada.

Moviéndonos a la fiesta de después del banquete, si es por la noche y en el exterior, no hay nada mejor que unas velas alrededor para dar un ambiente mucho más romántico. También existen lamparitas con forma de vela que se pueden colgar de los árboles, parecerá un bosque encantado y alumbrará la pista de baile para disfrutar de una noche de lo más divertida.

Las velas como regalo para los invitados.

Siempre es difícil pensar en qué regalar a familiares y amigos. Intentamos que sean regalitos que recuerden, simples pero a la vez originales y no queremos caer en que sean regalos repetitivos y monótonos… Van desde los más tradicionales hasta los más originales. La imaginación no tiene límites.

 Y, ¿por qué no regalar unas velas personalizadas con el tema de la boda o con algo significativo de los novios?, es un regalo único, romántico y que siempre recordará a los invitados la magnífica boda donde los recibieron. Para decorar una estancia, acompañar una cena o disfrutar junto a un baño relajante…. ¡Ideas al poder!

Desde Galana Candle os deseamos que seáis muy felices y sobre todo que sea cual fuere el regalo… ¡lo importante es repartir amor!

¡Nos vemos en la siguiente entrada!

Hidden Content